Proyecto FOLTRA

Prevención del riesgo cardiovascular

banner_colaboradores.png


Prevención del riesgo cardiovascular

Imprimir
Correo electrónico
Martes 13 de Marzo de 2018 17:43

Día Europeo de la Prevención del Riesgo Cardiovascular


Desde hace ya unos años parece que todos los días hay algo que celebrar, o lamentar, pero año tras año seguimos en la misma tesitura sin que la celebración o lamento tenga más repercusión que noticias en prensa y TV, hasta que vuelva a tocar lo mismo un año después, y así seguimos, año tras año. Hoy le toca a la prevención del riesgo cardiovascular. Me consta, porque lo he vivido, que a los cardiólogos y cirujanos cardiovasculares, neurólogos, y demás profesionales relacionados con el tema, éste es un asunto de especial preocupación. Cada vez es mayor el número de accidentes vasculares, que se traducen en forma de isquemias críticas de los miembros inferiores, infartos de miocardio, ictus, e incluso algo tan poco conocido por la gente (pacientes) como la enfermedad de pequeño vaso, causante entre otras cosas de ceguera por daño y atrofia del nervio óptico.
 
¿Y qué hacemos para prevenirlo?. De entrada, y de forma anecdótica, echarle la culpa al colesterol, y como remedio público anuncios en TV diciendo algo así como "en 15 días tomándote esto o esto otro reducirás el colesterol un 10%". Muy bien, pues reduzcámoslo, aunque la mayor parte del colesterol circulante procede no del que se ingiere en la alimentación cotidiana, si no del que el hígado produce a partir de Acetil CoA, producto terminal del metabolismo de los azúcares. El problema no está en la ingesta de colesterol, al menos no en la mayoría de los casos, si no en cantidad de factores dependientes de nuestros hábitos de vida. Tabaco, alcohol, vida sedentaria y proporción de ácidos grasos Omega 6 (proinflamatorios) y Omega 3 (antiinflamatorios) en nuestra dieta; generación de radicales libres de O2 (extraordinariamente tóxicos), etc.
 
Hace ya muchos años, mediados de los 70, me llamó extraordinariamente la atención la lectura de un artículo en el que los forenses norteamericanos que hacían las autopsias a los jóvenes militares de ese país fallecidos en la guerra de Vietnam, se sorprendieron del gran deterioro arterial (placas de ateroma) que existía en muchos de aquellos jóvenes de edades comprendidas entre los 18 y 26 años, más o menos. ¿Cuál era la causa y qué significaba?. Pues que la enfermedad arterial comenzaba ya en la infancia o adolescencia, producto (no había otra explicación) del tipo de alimentación. 
 
En estas mismas páginas comenté hace unos meses, el comunicado emitido por la OMS en el que manifestaba su gran preocupación porque en los países del llamado Primer Mundo, se había constatado que la proporción entre Omega 6 y Omega 3 en la dieta era de 40:1, cuando el máximo admisible no debiera sobrepasar la relación 5:1. ¿Cuál es la resultante de esta situación?. La inflamación y deterioro del endotelio vascular, la capa más interna de los vasos sanguíneos, donde se produce óxido nítrico, vasodilatador, aparte de otras numerosas citoquinas que mantienen la integridad y flexibilidad arterial. El endotelio vascular es un auténtico órgano de secreción interna, así lo hemos publicado recientemente, y en él se produce una hormona, entre otros muchos compuestos, llamada Klotho, inicialmente etiquetada como hormona anti-envejecimiento. Klotho repara el endotelio, pero induce también la secreción de GH para que ésta ponga en marcha los mecanismos de reparación del endotelio inflamado y dañado.
 
Bueno, estamos hablando de prevención, y quien nos lea ya solo puede actuar evitando la progresión del daño que, seguro, está ya presente en todos nosotros. ¿Y qué podemos hacer?. Pues lo dicho, tratar de evitar la progresión. Evitar el tabaco (algunos se morirían del susto si viesen la imagen de una arteria tras una "calada" a un cigarrillo, como la arteria se contrae (disminuyendo el riego sanguíneo), como se retuerce... Alcohol, un vasito en la comida, pero nada más. ¿Por qué?, por el daño hepático que produce aportando además calorías inútiles. Vida sedentaria, hay que andar no menos de 10.000 pasos diarios y mejor 20.000; no correr, no hace falta, solo produce daño articular y una gran producción de los tóxicos radicales libres de O2. Mantener el peso ideal, en torno a un 20-23% de grasa corporal, y evitar la peligrosísima acumulación de grasa abdominal, causante del llamado "síndrome metabólico" quien a su vez provoca hipersecreción de insulina (peligrosa) y es responsable de una serie de tipos de cáncer. 
 
Aún estamos a tiempo, aunque llevemos ya un daño en nuestro cuerpo, pero actuemos con nuestros hijos y nietos (hijas y nietas también, por supuesto, no vaya a decir alguien que desprecio a lo que más valoro, la mujer). Evitemos las llamadas "chuches" (o "chuchas"), los refrescos embotellados, las calorías inútiles y peligrosas, en fin habría tanto que decir. Pero no es el momento, hoy toca Prevenir. 
 
Jesús Devesa
 

Siguenos en...

           

Consulta

 

Tiempo en Teo

*

Despejado

18 °C
NO 3.7 km/h

Martes
Muy nublado (18 ↔ 27 °C)

Miércoles
Nublado (18 ↔ 27 °C)

Jueves
Probabilidad de tormenta (16 ↔ 24 °C)

Viernes
Parcialmente nublado (14 ↔ 24 °C)


                                                                                                                                                                       

Logotipo que simboliza o cumplimento da Normativa W3C CSSLogotipo que simboliza o cumplimento da Normativa W3C XHTML 1.0 -   ACCESIBILIDAD